Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘6. La voz de los muchachos’ Category

Es como cuando te quitaron de niño tu juguete más preciado, se daño o simplemente no te lo compraron, tu alma se desgarra y vivirás con ese complejo para toda tu vida. Yo realmente no entiendo que es el amor, ni porque generamos esa dependencia absurda, lo que si sé es que te puede destrozar en solo un segundo, hacer recordar las innumerables conexiones neuroencefálicas que tu cerebro hizo, con cada color, sabor, aroma, textura o ambiente, una increíble destrucción de ti mismo, algo que se apodera de nuestra función psicológica y atrofia nuestra capacidad de ser racionales. ¿Qué significa esta descarga de feniletilamina que inunda nuestro cerebro? ¿Acaso es un castigo divino o nuestra sustancia de doping cerebral preferida? Sea lo que sea tiene una increíble acción en nuestro comportamiento físico, acelerando nuestras pulsaciones a 130 latidos por minuto, estimulando nuestros músculos para nuestra descarga más extrema de endorfinas en un orgasmo como ningún otro, el verdadero “Cupido” del amor. Vaya apología, por eso es que no podemos perdonar una pérdida de tan delicioso postre para nuestro cuerpo, aunque parece injusto dejar a un lado las especulaciones que la subjetividad nos permite crear, esas sin numero de respuestas automáticas que nuestro subconsciente genera, nuestro lado de debilidad que hacen de cada día algo diferente, algo que sobrepasa nuestra propia voluntad…

Read Full Post »

Aún escucho los rumores del viento, que deletrean cada segundo la silueta que compone tu andar. Mis ojos contemplan las nubes, que destellan los sueños, recostados en el pasto con besos apasionados.

Silencio, solo silencio en los pasillos de nuestra imaginación, repercuten paso a paso en las notas de nuestra sinfonía acerca del amor. Mis pies, temerosos, rodean tu hedor, me transportan sutilmente sobre el color de tu piel, ese  blanco…color caracol. Tan solo un minuto basta para encontrar lo que se perdió…un sin número de razones para seguir soñando gracias a tu voz…

Read Full Post »

Aún observo el vacilar de los pájaros en la mañana, mientras revolotean sobre el cielo, cantando la misma melodía que un día cuidado le preste. Camino sobre el prado y observo que todo continua, las flores siguen siendo hermosas, el verde sobre el que alguna vez me acosté para ver las nubes y buscar tu silueta permanece ilustrando cosas que enlazan el corazón de muchos cuando todo parece estar en armonía. Creo que  perduran grabadas bellas historias dentro de mis recuerdos, la melodía que hoy escuche al amanecer susurro en mi oído como aquella vez que le escribí una carta al viento, para que te deletreara cada palabra que grave con mis suspiros, todo inspirado en un grato momento de tenerte a mi lado. Ahora que me he levantado a caminar y conocer el mundo, veo con claridad lo que antes mi inmadurez se mantenía como un lienzo en el que dibuje un retrato de alguien que no soy yo, puedo palpar los sentimientos que se encuentran fuera de lo que alguna vez creamos, pero sin embargo me siento incompleto, cada día que pasa esa historia comienza a borrarse, a veces trato de buscar lo que queda, pero percibo claramente que ya lo has borrado por completo…

Mi semblante poco a poco recupera la calidez que perdió cuando quedo incompleta una parte de mi alma, continuo buscando razones para mantenerme despierto, llenándome de dones y destrezas para así apaciguar esa semilla que creció como una idea dentro de lo más profundo de mi ser, que plantaste aquella vez. Mientras tanto este relato que empuño con el corazón en la mano continuara llenándose de palabras, expresando poco a poco las heridas que ya ha logrado sanar sin dejar de lado la realidad, agradeciéndole la llegada de esa nueva mirada que permite encontrar un cálido sentimiento de que todo puede volver a comenzar, extendiéndome la mano para mostrarme que ella también sintió alguna vez…

Read Full Post »

Soñé de nuevo… a veces con un pésame de indiferencia, pero otras con un sentido de debilidad, mantengo la calma al abrir los ojos, miro atentamente a mí alrededor aun desconcertado, rompo esquemas y abro mi mente hacia un pensamiento insólito de lo que vendrá mañana, todo juega en mi subconsciente, por instantes siento la caricia ya olvidada, otras el rozar de tu boca. Es difícil no soñar contigo, no escuchar el infinito eco de tu voz, y lograr apagar el recuerdo que aun sigue vivo, pero es más difícil aún entender tu partida…
Lejos de mi camino escucho tus pasos, como en el pasillo que juntos recorrimos varias veces, el viento logra enternecerme al susurrar a mi oído algunos caprichos que aún vacilan dentro de mí, solo para hacer compañía en instantes de reflexión. Intento no mirar atrás y aceptar lo que la vida decidió, una posición estática de mis sentimientos que logren encerrar esa bella historia que quiero este plasmada en el pabellón de mis recuerdos, grabada en cada pieza de madera un fragmento de lo que fue, sin dejar a un lado esos séquitos momentos de vana idolatría que rondaran sin descanso hasta encontrar la anhelada compañía…

Read Full Post »

Las noches pasan lento, cada olor me lleva a casa, cada suspiro me recuerda el calor de tu piel, cada cosa que pasa por mi mente es acerca de ti…

Como aborrezco el recuerdo de amar, la traición juega ante mi sellándome el corazón, abro la puerta y te veo en un mar silencioso, solo porque no estoy abordo de tu balsa de papel, ya que en él un ser inmundo perturbó aquel cantar de las aves, en los amaneceres junto a ti, después de sudar sin contención, desenfrenados por las ganas de hacer el amor.

Llévate el maldito recuerdo de las noches frías junto a tu ser, quítame el deseo de tu cuerpo porque es el dulce veneno que destruye cada célula en mi y maldice mi querer porque es la razón de odiarte con amor…

Read Full Post »

Por: Joao Galindo

Cuando nos situamos en un contexto real de nuestra sociedad y ver como se ha transformado desde sus inicios; nuestra relación con aquellos que tienen el “poder”, ese que juntos lo permitimos y que juntos lo reprochamos, abrimos un eslabón de lo que conforma nuestra identidad, una que jamás ha sido establecida pero que la iniciamos llamándolas como culturas. ¿Qué otra palabra mas inoportuna como identidad a lo que llamamos por ley derecho y que no se tiene?, pues bien, he aquí un mundo de ideas competentes, una simplicidad-compleja, es decir una mentalidad brillante que desde su visión puede o no responder a lo que el mundo nos llama, con sus prejuicios morales y clasistas. Es realmente fascinante saber que nuestro país se encuentra al margen de la neo tendencia juvenil, con sus “modas”, léxicos, actitudes morales y un sin numero de cosas que han perdido su referente absoluto, claro esta que ha sido todo un proceso (El cuerpo y la sangre de los gigantes se demora en enfriarse) y nos encontramos en algo como “una edad de adolescentes” la mas esclavista, pero la mas liberal, apartando lo censurado hasta el punto de afrontar temas como ateismo, sexualidad y otras cosas que antes con su referente absoluto llamado la religión y encabezado por la iglesia, eran prohibidas. ¿Somos rebeldes? Lo somos, queremos apropiarnos de las demás tendencias, ¿Cómo? Es simple, la globalización, es tanta la influencia de este termino que en los 90’s con su contaminación comercial y que de hecho hoy continua, nos han cambiado drásticamente lo que la cultura clásica había “establecido”, en un compilado de creencias, subculturas y costumbres nuevas que generan una problemática de lo que en verdad somos, un ejemplo, ¿como es posible que nuestra tradición como colombianos con costumbres normales tales como tomar café sea o este siendo ahora remplazada por costumbres de otros países como tomar vino?, he aquí una muestra de lo que puede ser una sociedad consumista, una que se preocupa por estar al margen ideológico, económico y político.

¿Que son las culturas “urbanas o juveniles”? son nuevas tendencias ideológicas que varían por su ropa, sus intereses, su música y muchas cosas, y que por lo general tienen roces por su manera de tolerar a los demás. Es cierto que existen determinados grupos que prácticamente manejan a los jóvenes, algunas con sus bases históricas como los Rasta-Faris con sus deseos de acabar con la babilón, sus costumbres como los dreaks representando la fuerza del león, etc. Otros como los Emos, que se basan en la época de el esplendor del romanticismo, con su sensibilidad hacia el mundo y la naturaleza pero que en realidad no cumplen con patrones serios para considerarse algo “permanente” sino una “moda” o comúnmente algo pasajero o temporal. Es aquí donde miramos a nuestro alrededor y no nos hallamos dentro de un referente cultural, dentro de las tendencias de nuestras generaciones anteriores, sino en una red global que nos mantiene ocupados a cada uno de nosotros para jugar a quien es quien o quien queremos ser.

Read Full Post »

Al crear esta intervención quería reflejar en ella el espíritu de mis alumnos, sus inquietudes y visiones del mundo a lo largo de las diferentes etapas, divididas en edades, con las que tengo el placer de trabajar.

Estoy convencida de que los diferentes grupos son excesivamente reduccionistas, pues cada uno de mis alumnos es un mundo entero (como cada persona lo somos), pero he querido sintetizar y crear una linelidad que les incluya a todos, con sus venturas y desventuras con sus alegrías y problemas.

Cristina

EDADES

Los primeros años (4-7años) se pasan mirando al sol con los ojos abiertos.

Todo es nuevo, todo es precioso y brillante.

¡Cada día es nuevo!

Primeros años

Cuando se llega a los 8, 9 y 10 años, el cielo azul parece menos importante.

Aparecen las primeras nubes de algodón.

Las pequeñas cosas de cada día van tomando poder y

las primeras obligaciones escolares empiezan con exigencias dictatoriales.

de los 8 a los 10

Cuando llegan los 11 y 12 años, las primeras nubes de tempestad se ciernen sobre ti.

Las cosas ya no son tan fáciles… el mundo empieza a ser un lugar estraño.

Tus mayores no siempre te endienden…

Desde el  balcón de casa

Y llega la edad estraña… los 13, 14 y 15… todo se vuelve negro y electrizante.

Los padres no te entienden, los professores tampoco.

El mundo es un lugar hostil que incluso da miedo.

Lo único que se sostiene en pie:

la profunda, sincera y electrizante amistad con tus compañeros y amigos, tu gente.

Desde el balcón de casa

A los 16 y 17 empiezas a renacer.

El cielo se llena de innumerables tonalidades de vida.

Te redescubres y redescubres aquello que te rodea.

No obstante, ya nada es igual que antes:

ahora eres tú quién decide.

Desde el balcón de casa

Read Full Post »

Older Posts »